Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre

Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre

Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre

El arte del bonsái se originó en China hace unos dos mil años, como objeto de culto para los monjes taoístas. Para ellos era símbolo de eternidad, el árbol representaba un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra. En Tozapping.com te explicamos cómo cuidar bonsái a partir de un árbol en estado silvestre.

Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre
Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre

A menudo, en la naturaleza, los árboles se quedan enanos de forma natural, debido a las condiciones climáticas o al lugar inhóspito donde crecen, privados de la cantidad necesaria de agua y nutrientes. El continuo ramoneo por parte de los animales (ovejas) puede provocar que tengan un tamaño reducido en estado silvestre ( es un paralelismo natural con el proceso de poda del bonsái). A este método se le denomina: Yamadori.

A veces se puede encontrar una forma enana creciendo así en la naturaleza, recogerla y colocarla en una maceta. En el Japón muchos de los bonsáis más elegantes se han obtenido a partir de esta clase de material. La ventaja principal es que el árbol puede ser muy viejo y entonces presenta su madurez en la forma del tronco, en las ramas y en la textura de la corteza. No es fácil reproducir estas características de un árbol viejo por otros medios.

La desventaja obvia es que supone una gran cantidad de tiempo y de esfuerzo hallar el árbol apropiado y, una vez hallado, tener que obtener el permiso del propietario del terreno donde crece para llevárselo. En algunas zonas desarraigar plantas vivas de su hábitat está prohibido por la ley. Es así mismo esencial recolectar el árbol en la época apropiada del año. No se puede hacer cuando presenta las hojas desarrolladas: la mejor época es a finales de invierno o a principios de primavera, antes de que se abran las yemas. A esto se añaden los problemas originados por la búsqueda y el transporte del ejemplar adecuado de, por ejemplo, una región muy boscosa o montañosa.

Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre
Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre

Es difícil convertir un árbol maduro en bonsái: es muy poco probable que un árbol recolectado se pueda transplantar con éxito a un recipiente para bonsái directamente. De ordinario hay que plantarlo en el jardín o en un recipiente preparado hasta que recobre su vigor, y podría estar allí 4 ó 5 años antes de plantarlo como bonsái.

Lo que se ha dicho anteriormente se refiere, sólo a árboles maduros que por motivos naturales se han quedado pequeños. No resulta ventajoso recolectar plantas que simplemente hayan brotado porque la semilla ha sido llevada por el viento o por las aves; estos árboles son pequeños sólo porque son jóvenes.

Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre
Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre

Al aumentar el interés por la conservación del medio ambiente y la conciencia del actual agotamiento de los recursos mundiales, se cuestiona el principio de recolectar árboles en estado silvestre. Hay, sin embargo algunas ocasiones justificadas, como cuando un terreno es aclarado para reexplotarlo y la vida vegetal se perderá por completo. Creación de un bonsái a partir de material procedente de un centro de jardinería. Los métodos para crear un bonsái a partir de plantas de un centro de jardinería o de un vivero pueden recomendarse, ya que tienen muchas ventajas si se comparan con otras fuentes de material.

Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre
Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre

Las plantas no son muy caras y hay muchas especies para escoger. Se pueden podar y modelar rápidamente para producir de este modo la estructura básica de un interesante bonsái en cuestión de horas o incluso minutos.

Puede satisfacer uno sus impulsos creativos porque es posible decidir en el momento la forma del bonsái, dentro de los límites del material, pues hay un mayor número de posibilidades a la hora de diseñar y dar un estilo al bonsái que con los ejemplares comprados o recolectados.

La única desventaja es que en los viveros y los centros de jardinería se cultivan plantas para que tengan unas características adecuadas para el jardín, y éstas pueden no ser las adecuadas para el bonsái, especialmente en el caso de los árboles altos. Pero es posible hallar ejemplares útiles de árboles más pequeños, y hay también muchos arbustos que pueden podarse sin esfuerzo dándoles la forma de árboles.

Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre
Bonsái a partir de un árbol en estado silvestre

Te gusta este artículo sobre bonsái a partir de un árbol en estado silvestre?

Si deseas leer más artículos parecidos a bonsái a partir de un árbol en estado silvestre, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Novedades

Esperamos que este artículo de bonsái a partir de un árbol en estado silvestre te sea útil. Compártelo te lo agradecerán! 

¿Conoces otros artículos sobre bonsái a partir de un árbol en estado silvestre?

Danos tu opinión del artículo a través de Facebook,Twitter o nuestra sección de comentarios.